Ideas

¿Preparando tu hogar para el frío?

Llega el invierno y tenemos que preparar las casas para darle la bienvenida… Mantas, edredones, calefacción perfecta… ¿Quieres poner tu casa a punto para la llegada de la nueva estación? …

Llega el invierno y tenemos que preparar las casas para darle la bienvenida… Mantas, edredones, calefacción perfecta… ¿Quieres poner tu casa a punto para la llegada de la nueva estación? Te damos algunos buenos consejos para ayudarte en la tarea.

Cómo preparar la casa para el invierno

Si no quieres que llegue el frío y te pille de improviso en casa, sigue estas sencillas pautas. ¡Viste tu hogar para sentirte de lo más calentito!

1. Mira bien la calefacción

Lo primero que tienes que hacer es revisar si la calefacción o las estufas de casa funcionan. Seguramente estarán llenas de polvo. Limpialas primero muy bien y ponlas en funcionamiento. Si fallan, arréglalas o compra unas nuevas antes de que aparezca el frío.

2. Revisa ventanas y roturas

¿Tus ventanas no cierran bien o tienes alguna rotura en la pared por la que se escape el aire? Mira bien que todo esté perfecto inspeccionando bien tu casa de una punta a la otra. Si tú solo no puedes hacerlo, busca a un buen profesional.

3. Saca la ropa de cama

Saca toda la ropa de cama de invierno y lávala. Las sábanas de franela, las mantas, las fundas de los cojines de telas espesas… Déjalas en un ligar visible para cuando empiece a apretar el frío. Y no te olvides de renovar alguna que otra si sientes que ya no abrigan como antes.

4. No te olvides de las alfombras

Las alfombras ayudan a aislar del frío más de lo que piensas. Si tu casa es especialmente fría y tienes el presupuesto algo ajustado para hacer un uso excesivo de la calefacción, hazte de un par de alfombras para poner en las estancias de la casa donde más tiempo pasas, como el salón, por ejemplo.

5. Cambia las cortinas

Otra manera de incrementar el calorcito en tu hogar sin necesidad de tener que estar encendiendo la estufa todo el tiempo, es cambiando tus cortinas ligeras por unas más gruesas. Verás cómo notas un extra de calor en las habitaciones.

6. Arregla tu sofá

El sofá es nuestro refugio de calma y paz cuando llegamos del trabajo cansados. No te olvides de poner una mantita en los reposabrazos de los sofás. Y si quieres tenerlas localizables, pero aún no hace frío, ponlas debajo de los almohadones del sofá. También puedes tener unos calcetines gordos preparados siempre debajo del sofá.

7. Candelabros y velas

Los candelabros y las velas crean una sensación de confort y calor de hogar estupenda para cuando llega el frío con el invierno. Hazte con algunos y enciendelos por la tarde o por la noche cuando estés en casa tranquilo en el sofá viendo la tele o leyendo un libro.

8. Evita ciertas plantas

Hay ciertas plantas como el ficus o la palmera bambú que dan frescor y son perfectas para el verano. Cámbialas en invierno por otras que den calor o por unas artificiales. Aunque te parezca una tontería, notarás la diferencia y mucho.

9. Llena tus paredes

¿Sabías que cuanto más desnudas están las paredes, más frío generan? Llénalas de cuadros. Y si tienes estanterías y están algo vacías, cúbrelas con libros. Verás que remedio más sencillo para aportar calor en tu casa.

10. Aprovecha el sol durante el día

Deja que el sol inunde tus habitaciones durante el día. Abre las cortinas y deja que el sol caliente la casa. Aunque no lo creas, el calor entrará en casa y se quedará durante todo el día. Eso sí, evita las puertas y ventanas abiertas para que no se escape.

11. Prepara la cocina

¿Tenías la tetera, las tazas y tazones bien guardados en los estantes de la cocina? Pues, vuelve a sacarlos. ¿Hay algo mejor que calentarse con un buen té o café?

12. Viste tu mesa con servilletas de tela MY DRAP

No te olvides de vestir tu mesa acorde con la estación del año. Y es que una mesa en invierno necesita un centro de mesa con elementos de la naturaleza acordes propios de la estación, unas velas… No habrá quien se resista a una de tus invitaciones para cenar. Y no dejes atrás los manteles individuales y unas servilletas de tela a juego de MY DRAP.

¿Y por qué elegir MY DRAP? Porque son muy elegantes a la par que reutilizables; porque son muy fáciles de guardar gracias a su formato en forma de rollo y porque además son respetuosas con el medio ambiente.

Entre nuestros modelos puedes encontrar: el natural reciclado, un modelo que gracias a su color crema queda bien con todo: el green tartan, un precioso modelo inspirado en el conocido estampado tartan en color verde inglés muy elegante; el modelo veggie, unas bonitas servilletas de algodón reciclado con 4 diseños de verduras y el modelo gris para cenas mas especiales.

No lo olvides. Si quieres estar confortable en casa cuando empiezan a bajar las temperaturas, sigue todos nuestros consejos.

Suscríbete a nuestra newsletter
Consigue un 5% de descuento en tu primera compra
MY DRAP es mucho más
Síguenos en redes sociales para estar al día de las novedades
Carro de la compra
Aún no agregaste productos.
Continuar comprando
0